Como elegir unas zapatillas de running para hombre

El running es uno de los deportes más completos que existen, motivo por el cual cada vez somos más los que nos colocamos las zapatillas de running y salimos a la calle a disfrutar del aire libre con una buena carrera. Precisamente las zapatillas son un elemento indispensable a la hora de practicar running, ya que van a ser las que soporten nuestro peso y amortigüen las pisadas sobre el asfalto. Por ello antes de adquirir algún modelo de zapatillas, lo primero que tenemos que hacer es conocer las características principales que deben tener las mismas para así luego comprarnos las que mejor se adecuen a nuestras necesidades.

Si estas pensando en comprar las mejores zapatillas de running para hombre, atiende a los consejos que vamos a ofrecerte y conoce todo lo que tiene que tener tu calzado deportivo para evitar lesiones y hacer que tu carrera sea lo más satisfactoria posible. Ya verás cómo eligiendo las zapatillas más adecuadas conseguirás sentir que vuelas sobre el asfalto.

Índice

    ¿Qué deben tener mis zapatillas de running?

    Para comprarnos unas zapatillas de running para hombre debemos atender a una serie de características específicas para así saber cuál es el calzado que mejor va a encajar en nuestro pie. En este sentido podemos comentar hasta cinco criterios diferentes que debemos tener en cuenta antes de comprar nuestras mejores zapatillas: flexibilidad, estabilidad, amortiguación, peso y drop.

    La mayor flexibilidad

    Si necesitamos unas zapatillas de running para practicar este deporte tenemos que tener en cuenta que nuestro calzado debe ser lo más flexible posible. Lo adecuado es que nuestras zapatillas puedan moldearse hasta un 30% aproximadamente. Para ello te aconsejamos que adquieras un calzado con suela blanda, así favorecerás que tu pie haga un movimiento natural mientras estás corriendo, evitando posibles lesiones o malos movimientos. Además, con este tipo de zapatillas nuestro esfuerzo será mucho menor.



    La estabilidad, una prioridad

    Para poder practicar running de una forma adecuada un aspecto fundamental es la estabilidad. Esta se relaciona con la pisada que tengamos, siendo por este motivo importante que conozcas cómo pisa tu pie. Para que te hagas una idea puede haber tres tipos de pisadas. La más común es la neutra, donde prácticamente la totalidad de la planta del pie impacta sobre el suelo. Pero también hay que tener en cuenta que no todos tenemos esta pisada, por lo que podemos ser supinadores, donde desgastamos más la parte externa de la delantera del pie, o pronadores, donde el desgaste es más en la parte exterior del talón y el interior de la zona delantera de nuestro pie. Infórmate de qué tipo de pisada tienes y adquiere una zapatilla que encaje perfectamente con ella.

    La mejor amortiguación

    La amortiguación es la fuerza con la que el pie impacta en el suelo en el momento en el que corremos. Lo habitual es que sea hasta tres veces superior a nuestro peso, por tanto debemos adquirir una zapatilla que aguante este peso de la mejor forma posible para así evitar lesiones futuras. Lógicamente, tendremos que comprar un calzado u otro dependiendo del peso que tengamos, pero para calcular nuestra amortiguación lo que tienes que hacer es multiplicar por tres este peso.

    Zapatillas ¿ligeras o pesadas?

    Para practicar running lo más adecuado es comprar unas zapatillas ligeras, para que así cada vez que demos un paso nos sintamos lo más cómodos posible. Eso sí, también hay que tener en cuenta que cuanto más ligeras son las zapatillas menos amortiguación presentan, por lo que deberemos buscar equilibrio entre ambos tipos para encontrar el mejor calzado.

    El drop

    Por si no lo sabías, el drop es la distancia que hay entre la punta del pie y el talón. Por tanto, para comprarnos unas zapatillas de running el drop no debe ser demasiado grande. Lo adecuado es que no sobrepase de los 7 milímetros.

    Una buena sujeción

    Llevar bien agarradas las zapatillas es imprescindible, pero no solo para tener sujeto el pie, este agarre también es importante respecto a la forma del terreno. Si tienes claro sobre qué superficie vas a correr infórmate de qué tipo de suela es la más adecuada para llevar a cabo tu carrera o entrenamiento.

    Algunos consejos útiles comprar unas buenas zapatillas de running

    Si ya has apuntado todas las características principales que deben tener tus zapatillas de running, ahora es importante que atiendas a algunos consejos que te serán muy útiles antes de realizar tu compra. Como ya te hemos comentado, conocer la pisada que tenemos es fundamental, pero si aún no lo tienes claro te recomendamos que adquieras unas zapatillas neutras y luego visites al podólogo para hacerte unas plantillas que encajen con tu pie.

    Además, también hay que considerar que a lo largo del día los pies pueden llegar a hincharse hasta 2 centímetros más, por lo que si estás pensando en comprarte unas zapatillas de running es mucho mejor que lo hagas a última hora de la tarde.

    Por otro lado, es aconsejable que siempre dejes algo de separación entre tu dedo gordo del pie y la puntera de la zapatilla, aproximadamente un dedo, ya que a la hora de correr nuestros pies se dilatan y nos sentiremos más cómodos durante la carrera.

    En cuanto al peso, ya sabes que la amortiguación es muy importante, aunque también lo es la ligereza. En este caso, si pesas más de 80 kilos dale mayor prioridad a la amortiguación y compra unas zapatillas que tengan una suela más dura.




    De cualquier modo, esto dependerá también de la asiduidad con la que salgas a correr. Si eres un runner ocasional, tus zapatillas deben tener un peso de alrededor 300 gramos, mientras que si participas en competiciones el calzado tiene que ser mucho más ligero, no superando los 250 gramos aproximadamente.

    Por último, en cuanto al terreno en el que vas a practicar el running, dependiendo de las características de este necesitaremos diferentes tipos de zapatillas. En el caso de que corras por asfalto te recomendamos aquellas que tengan mejor amortiguación. Si te gusta practicar running por caminos la sujeción del pie será primordial y si lo haces por terrenos más abruptos las mejores zapatillas serán las que tienen tacos para adaptarse mejor a las irregularidades del terreno.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Leer más